Publicaciones

La Sociedad Cocoon

Consolidación Fiscal

En el mundo de los impuestos, se tiene pensado que la figura de la consolidación fiscal es solo aplicable a las grandes corporaciones, no solo porque su misma naturaleza es compleja, sino, porque el acceso a un especialista para la formalización de dicha figura suele ser inalcanzable para la mayoría de los pequeños y medianos empresarios.

Se considera que la consolidación fiscal es un tabú que solo favorece a los personajes de más alto nivel de nuestro país. Pero, ¿qué tal si se ofreciera la utilización de esta figura para una pequeña o mediana empresa (PYMES)?, ¿funcionaria?,¿bajaría la carga tributaria a los pequeños y medianos empresarios?, la respuesta a las 3 preguntas anteriores es completamente favorable, sobretodo a los intereses de los pequeños y medianos empresarios, pero primero es importante explicar lo siguiente:
En pocas palabras, esta figura consiste en que un grupo de empresas con un interés económico común se unen para “apoyarse” en el pago de impuestos y así lograr en su caso, una menor carga tributaria no solo para una empresa, sino para todas las que formen parte de la consolidación fiscal, siempre y cuando cumplan con ciertos requisitos.

El ejemplo más claro que tenemos en México, es el caso de Grupo Carso, dicha empresa es considerada para efectos legales como “controladora”, esta calidad le permite a dicha empresa poder tener empresas “controladas”; como ejemplo sería el caso de Telmex, Inbursa o Sanborns. Ahora bien, supongamos que la cadena de restaurantes Sanborns tuvo en el año 2017 pérdidas aproximadas de dos millones de pesos, pero Telmex tuvo utilidades aproximadas de diez millones de pesos, debido a esta figura, Telmex podrá tomar las pérdidas de la cadena Sanborns, lo que lograría que solo tenga que pagar impuestos de 8 millones de pesos y no de los 10 millones que realmente ganó.

Este sistema ha sido altamente criticado por especialistas por razones obvias; sin embargo, nosotros en Cocoon vemos una vía en la que este sistema podría favorecer a la mayoría de las PYMES, y es precisamente con el sistema de colaboración que ofrecemos como parte de nuestros servicios.
Lo anterior hace que cada empresa que trabaje con nosotros pueda tener acceso a esta figura, y por supuesto a todos sus beneficios, generando que entre más empresas colaboren con nosotros, mayor es la posibilidad de que la carga tributaria de cada una de dichas empresas baje notablemente.

Dicho en palabras simples, al formar parte de Cocoon, formas parte de una familia, de una sociedad, en la que los hermanos “controladas” y la madre “Cocoon, controladora” se ayudan mutuamente para lograr un crecimiento económico exponencial, siendo esta una estrategia que jamás se ha aplicado en nuestro país para los pequeños empresarios, pero que es totalmente viable y apegada a derecho.

En Cocoon, creemos en que la solución a los conflictos de nuestro país se logra trabajando en equipo, eso nos apega a la innovación en todos los ámbitos del negocio, como en este caso la aplicación de la figura de la consolidación fiscal, por lo que quizás logremos que los especialistas en la materia logren cambiar su opinión respecto a la erradicación de tal régimen, y nos permitan formar una gran familia que crece en conjunto.

 

Nota por: Eduardo Zárate

Emprendimiento Responsable

Parte 1

Quizá todos hemos escuchado, en distintas ocasiones y en diversos medios de comunicación, las bondades del emprendimiento en nuestra sociedad y economía. Son las organizaciones del sector privado las que mueven y promueven el desarrollo de un país. En nuestro país, los gobiernos y distintos organismos del sector privado se han empeñado en promover la idea del emprendimiento en todos los niveles de la población. Se habla de oportunidades, de beneficios fiscales, de incentivos para la capacitación, entre otros mensajes; todos colaboran en desarrollar una idea en las personas, una idea para que el colectivo adopte. Emprende.

Y si bien es cierto que el concebir la idea de emprender es un gran paso en la evolución de nuestra cultura tan arraigada, basada en la mano de obra, y en el enfoque codependiente con la inversión extranjera, esta obsesión de parte de nuestro sistema por atraer más y más inversión extranjera desgasta lentamente nuestra estructura social, nuestros principios como sociedad. Poco a poco nos está dejando en un profundo deterioro de los recursos que son una razón elemental por la que las grandes empresas internacionales nos procuran tanto como país. Ese mismo desgaste que todos pensamos que nunca tocará fondo, tiene tal alcance, que cuando al fin llegue al vacío, aquellos que hoy gozan sus beneficios, mañana olvidarán todo lo que les hemos prácticamente regalado; y nosotros, como sociedad, ya no contaremos con los recursos ni herramientas para mantenernos, para sobrevivir.

En fin, mas allá de exponer mi criterio idealista de cómo funciona actualmente nuestro sistema, la idea central de esta nota es evidenciar la ausencia de responsabilidad en este nuevo elemento cultural que estamos adoptando. México es un país demasiado basto en recursos y talento; seamos sinceros, lo tenemos casi todo. Ese casi es el ingrediente secreto que nos ha fallado durante tantos años, ese casi es frustrante porque no hemos descubierto lo que representa. ¿Qué nos hace falta a los mexicanos para lograr las metas; para sobresalir?

No me equivoco al asegurar que todos deseamos el progreso, deseamos tener certeza sobre nuestro contexto. Se está volviendo parte de nuestra cultura la zozobra, la incertidumbre, y como dicen por ahí, “al toro por los cuernos”, porque ya basta de pedir favores, basta de saqueos, basta de trabajar para poder tener una pizca de vida; ya basta de no mirarnos como un equipo, todos estamos en el mismo territorio, en el mismo bando, todos somos mexicanos.

La falta de coherencia en la nueva idea de emprendimiento, se exhibe al no ver resultados efectivos, las personas están emprendiendo por emprender; sin orden, sin pies ni cabeza, sin orientación. Emprender no es solo contar con el suficiente dinero para hacerlo, ni tener un montón de amigos que me compren o usen mi servicio, tampoco esta en creer tener la idea del millón. Todo lo antes mencionado podría ser solo el primer paso de una lista interminable de elementos que deben ser ordenados, dirigidos y controlados hacia metas claras y viables.

Y si lo anterior no te parece suficiente, te presento un detalle más; o bueno, mejor, lo dejamos para la próxima.

Atrévete a soñar

Atrévete a soñar; la magia la ponemos nosotros.

Es este el momento en donde sabes que todo valió la pena, en donde encuentras la lógica de todo lo que aconteció en aquellas tantas y tantas noches de desvelo y esfuerzo. Todo eso que decidiste no vivir ni gozar, y quizá en ese momento no tenias certeza del motivo, pero tenias el presentimiento de que era algo grande, algo por lo que realmente valía  la pena sacrificar. Es aquí donde por fin la vida te sonríe, y tu mente se abre, y sientes la luz y el calor del sol, y logras escuchar los latidos de tu corazón. Es en este preciso y particular momento, donde sientes una plena satisfacción, sonríes, no dejas de sonreír; de pronto, quieres llorar, sientes el nudo en tu garganta, y recuerdas, recuerdas todo, cada momento, cada persona; logras ver a tus padres, a tus hermanos, los ves ahí delante de ti sonriendo, orgullosos, satisfechos; y luego regresas a ti, y te llenas de energía, y te llenas de honor; eres un privilegiado, eres un aguerrido, un valiente; la gente te mira, te admiran.

Tienes todo por delante, todo, absolutamente todo lo puedes tener. No hay limites, no hay obstáculos. Cierras los ojos pero sigues mirando, porque lo que en este momento importa ver, esta dentro de ti; y ves con suma plenitud a la persona que lo hizo posible, a la persona que lo dio todo para alcanzar el objetivo; te ves a ti, ahí parado, con su ropa favorita, sonriendo, feliz. Es en este momento de tanta felicidad, donde reflexionas, que la decisión de ser emprendedor definitivamente cambio tu vida. No es el momento de dudarlo; este es momento de simplemente decidirlo; atrévete. Ya nos conoces, ya nos tienes; ya no debes dudar, ya no debes titubear. Nosotros creemos en ti, nosotros lograremos todo eso junto contigo, porque es lo que sabemos hacer, llevarte a ese momento, llevarte a donde quieres estar.

Atrévete a soñar; la magia la ponemos nosotros.

Cocoon.

Unicornios en el siglo XXI

 

A los millenials al parecer nos encanta esta criatura mitológica; está en todas partes, en nuestros postres, en la ropa e inclusive fue la bebida estrella de Starbucks pero, ¿qué representan los unicornios en el mundo de los negocios?

Seguramente te son conocidas aplicaciones como: Facebook, Uber, Airbnb, Snapchat, Pinterest, Spotify, entre otras; si lo piensas todas tienen en común que son virtuales, no tienen más de 15 años en el mercado, y ¡son empresas muy poderosas!

Un unicornio es una empresa tecnológica que alcanzó el valor de mil millones de dólares en el levantamiento de su capital. Este término fue acuñado en el 2013 por Aileen Lee, en ese año sólo existían 39 compañías que habían logrado tal hazaña; hoy en día el número se aproxima a 100.

El éxito de estas compañías tiene mucho que ver con la época en la cual se lanzaron al mercado; y la época de la que te hablo, es nada más y nada menos que la de las redes sociales virtuales. Si hace 20 años; que aunque no parece tanto, en años tecnológicos es muchísimo, hubieran tratado de lanzar una fonoteca virtual, en la que realmente no puedes comprar ni poseer tu música, sólo rentarla mensualmente, hubieran fracasado en menos de un semestre; en cambio, hoy en día Spotify es de las empresas musicales más grandes del planeta.

Los unicornios comprendieron las redes sociales, y por qué es importante tener todo al alcance de tu celular, y en esto reside su éxito. Su estrategia de marketing y publicidad es B2C; es decir, la marca llega directamente al cliente final sin pasar por intermediarios.

Los unicornios son el mejor ejemplo de emprendimiento innovador que puede haber, personas de aproximadamente 35 años dejan sus trabajos “seguros” y apuestan por la idea, literalmente, del millón.

¿Cómo será tu Unicornio?

 

FUENTES

http://fortune.com/unicorns/

https://www.entrepreneur.com/article/268414

https://techcrunch.com/

https://www.iebschool.com/blog/companias-unicornio-lean-startup/

Emprender. Ya.

 

Todos los días al despertar, una de las primeras cosas que hacemos es revisar nuestro teléfono; adentrarnos en Whatsapp, Facebook, Twitter o Instagram, ¿Cierto? Estas aplicaciones que son parte fundamental de la sociedad en la actualidad, no surgieron de la noche a la mañana siendo apps multimillonarias, sino que han ido posicionándose y creciendo.

 

Estas aplicaciones empezaron con una idea, y alguien que creyó en ella fue suficiente para llevarla a cabo y trabajar en ellas para poder crear las empresas que hoy son. Vemos a Google, el magnate de la información, que comenzó en un garage con dos personas.

 

Emprender es tomar la iniciativa, incluyendo el riesgo económico que esto representa, y aprovechar la oportunidad latente presente en el mercado. Este camino ha representado el éxito de muchas personas, y para lograrlo existen ciertas claves que todo emprendedor debe tener: creatividad, voluntad y mucha resiliencia.

 

La frase “innovar o morir”, nunca había sido tan cierta como en nuestros tiempos. Las empresas que no se adaptan a los cambios no sobreviven. Esta es una de las características de los emprendedores, siempre están observando al mercado y buscando formas de innovar, de mejorar.

 

¿Tú, ya estás listo para emprender?